Compromiso

Wicker International tiene como primer compromiso cumplir con la legislación vigente, las reglamentaciones y políticas internas aplicables. Para esto nos hemos dotado del correspondiente Código Ético profesional del cual debemos conocer no solo las pautas contenidas en él, sino también los valores en los que está basado.

En este código ético destacan los siguientes valores:

  • Lealtad
  • Fidelidad
  • Legalidad
  • Profesionalidad
  • Excelencia

El contenido de este Código Ético prevalecerá sobre aquellas normas internas que pudieran, de alguna manera, contradecirlo. En ningún caso podrá dar lugar a la vulneración de las disposiciones legales aplicables. El incumplimiento de los criterios y pautas de actuación recogidos en él puede motivar la adopción de las sanciones disciplinarias que resulten de aplicación conforme a lo previsto en la correspondencia legislación.

Este Código Ético es de aplicación a todos los empleados, directivos y sujetos relacionados con la marca cuando, por la naturaleza de dicha vinculación, su actuación pueda afectar en alguna media a la reputación de Wicker International, tanto en relaciones internas con la compañía como en relaciones externas con clientes, proveedores y la sociedad en general.

El objetivo de Wicker International es establecer relaciones duraderas con nuestros clientes y que estas relaciones estén basadas en la recíproca aportación de valor y en la mutua confianza. El principio fundamental que la firma ofrece para el sustento de está relación es la confidencialidad, proporcionando a los clientes la adecuada salvaguarda de su información y la efectiva limitación de su uso, conforme a lo previsto en las disposiciones legales que, en cada caso, resulten de aplicación. Wicker  International garantiza la seguridad de acceso a sus sistemas informáticos y archivos físicos en los que almacena la documentación relativa a sus clientes, cumpliendo las exigencias legales en materia de protección de datos. En cada relación que se establece con un cliente la firma actuará en el mayor de sus beneficios, anteponiendo siempre sus intereses a los de la propia empresa.

En su relación con las personas Wicker International tiene como valores fundamentales el respeto y la dignidad, suscribiendo totalmente la Declaración de los Derechos Humanos adoptada por la Naciones Unidas en 1948, especialmente el Convenio Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos de 1966, el convenio Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966, así como el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de 1950.

Wicker International también promueve la conciliación de la vida familiar y el trabajo de las personas que la integran así como la igualdad de oportunidades entre ellos. Estamos en contra de toda discriminación, coso, abuso o trato inapropiado en baso al género, raza, color, nacionalidad, religión, opinión política, orientación sexual, incapacidad, minusvalía y demás situaciones protegidas por el derecho, tanto respecto a empleados, directivos, accionistas, clientes, proveedores o cualquier persona que interactue con la firma.

En Wicker International se fomenta el trabajo en equipo y se promueve un clima de confianza con bases en la relación abierta, el respeto, el respaldo mutuo y la comunicación. Se garantiza un entorno libre de riesgos en todas las instalaciones adoptando normas y procedimientos inspirados en las mejores prácticas internacionales en materia de salud laboral y prevención de riesgos laborales.

Las relaciones con proveedores deben generar valor por ambas partes y se desarrollan  al margen de cualquier vinculación o interferencia ajena a los intereses de Wicker International. La compra de bienes o la contratación de servicios debe realizarse con objetividad y transparencia, evitando situaciones que pudieran afectar la objetividad de las personas que participan en los mismos, por lo que debe realizarse al margen de cualquier vinculación familiar, económica o de amistad con el proveedor.